Arroz al horno

ARROZ AL HORNO

La cocina al horno tiene una ventaja que además de limpio puedes tenerlo todo preparado de antemano y si tienes visita puedes estar con ella y atenderla o salir a tomar algo y cuando llegues a casa lo pones al horno y en 40 minutos listo. Este arroz en Valencia tiene tanta fama como la paella y es el preferido de mucha gente.
Ingredientes para 4 personas
• 2 vasos de arroz
• 2 vasos de caldo de cocido, (yo como tiene mucha carne lo sustituyo por agua)
• 400 gr de costilla de cerdo
• 200 gr de garbanzos cocidos
• 4 cortadas de panceta fresca
• 8 longanizas frescas
• 4 morcillas
• 1 patata
• 1 tomate
• 1 cabeza de ajos
• Azafrán
• pimentón rojo
• aceite de oliva virgen extra
• sal
Preparación
1. Precalentamos el horno a 220º, con el calor arriba y abajo mientras preparamos la comida.
2. Ponemos en una sartén grande un buen chorro de aceite y doramos la patata previamente cortada en rodajas no excesivamente gordas, una vez doradas las sacamos y las reservamos en un plato.
3. Seguidamente las costillas una vez bien doraditas las volcamos escurridas sobre la cazuela de barro.
4. Luego la panceta cortada en tiras de dos dedos de ancho estas también una vez doradas las volcamos sobre la cazuela.
5. A continuación sofreímos las longanizas cortadas a trocitos del tamaño de medio dedo, una vez doradas volcamos de nuevo este ingrediente sobre la cazuela.
6. Marcamos las morcillas con cuidado para que no se rompan y reservamos junto con la patata.
7. En este aceite también marcamos la cabeza de ajos para que de sabor.
8. En la grasa que ha soltado la carne, freímos el tomate triturado 3 o 4 minutos a fuego medio-fuerte, le añadimos una cucharadita de sal.
9. Bajamos un poco el fuego e incorporamos a la sartén el arroz y los garbanzos. Hay que mover la mezcla durante 2 o 3 minutos y le añadimos una cucharada generosa de pimento rojo con cuidado ahora de que este no se nos queme porque daría mal sabor. Toda esta mezcla que acabamos de sofreír la volcamos sobre la cazuela de barro
10. Ponemos en un cazo el caldo (en mi caso pongo agua) y lo llevamos a ebullición. Le añadimos el colorante o el azafrán.
11. Ahora el tomate también lo cortamos en rodajas del mismo grosor que la patata y lo reservamos.
12. En la cazuela de barro añadimos ahora el agua o el caldo caliente y removemos bien todos los ingredientes para que estén bien repartidos por toda la cazuela.
13. Toca decorar la cazuela de barro con los ingredientes que teníamos reservados.
14. En el centro ponemos la cabeza de ajos, distribuimos las patatas alrededor de los ajos y de la cazuela, también ponemos a modo de circulo el tomate y la morcilla
15. Lo metemos en el horno durante 20 minutos. Si aún se ve caldo, mantenedlo en el horno hasta que se quede seco. 5 minutos de reposo y estará listo.
Resultado
Así escrito parece complicado pero para nada es un arroz muy fácil de hacer y que se prepara en muy poco tiempo. Antes de meter al horno procuraremos que no nos queden granos de arroz por encima de la carne porque se quedarán tostados y duros.
El arroz queda suelto y en su punto, hay muchos sabores diferentes pero todos combinan entre sí muy bien. No omitáis ninguno de los ingredientes los sabores no se mezclan entre sí y siempre hay algún comensal que agradezca el ingrediente que quieras obviar