COCHINILLO AL HORNO

COCHINILLO AL HORNO

COCHINILLO AL HORNO

Ingredientes
• 1 cochinillo
• 1 Vaso y medio de agua
• 200 g de manteca de cerdo
• 4 dientes de ajo
• Sal gorda
• 3 hojas de laurel
• 1 cucharadita de tomillo y orégano
• Pimienta negra.
El cochinillo es uno de los típicos asados castellanos. La piel debe de quedar crujiente mientras que la carne debe de quedar jugosa. Es una receta que propongo para las fiestas navideñas además es la época en la que podemos encontrar el cochinillo con más facilidad si no eres de la zona de Segovia y Ávila.

Preparación del cochinillo típico segoviano
Antes de hornear
1. Compramos el cochinillo en nuestra carnicería del barrio. También lo podemos encontrar en nuestro supermercado habitual o en un centro comercial lo pedimos limpio y abierto por la mitad, desde la cabeza hasta el rabo.
2. Pelamos los dientes de ajo y los picamos en trocitos muy pequeños.
3. Hacemos una mezcla con la manteca, la sal gorda, el tomillo y el orégano y los ajos bien picados. Es mejor prepararlo con 24 horas de antelación y así potenciaremos su sabor.
4. Untando el cochinillo con una brocha por dentro y por fuera, con la mezcla preparada anteriormente y lo colocamos en una bandeja de horno (si tenemos una fuente grande de barro mucho mejor). La parte de la piel debe quedar hacia arriba y lo reservamos en la nevera hasta el día siguiente.
5. Precalentamos el horno a 200º durante una media hora.
6. Añadimos a la bandeja el vaso de agua y las hojas de laurel en la parte de abajo, teniendo cuidado en no mojar la piel del cochinillo.
7. Pinchamos la piel y la cabeza con un tenedor y lo untamos con la manteca de cerdo previamente fundida que habíamos reservado. Es muy importante pincharlo para que no se formen bolsas de aire y la piel quede bien crujiente.
Horneado del cochinillo segoviano
1. Metemos en cochinillo al horno a 200 º C en la parte central, con temperatura arriba y abajo durante una hora aproximadamente, regando a menudo con la grasa y el jugo que vaya soltando. Dejamos el cochinillo en el horno sin darle la vuelta durante una media hora más con la misma temperatura. Si vemos que la bandeja se queda sin agua durante el horneado añadiremos una poquita más de agua, es muy importante que el cochinillo este hidratado necesita de la humedad para que quede jugoso.
2. El cochinillo por lo general va a necesitar unas 2 horas para su perfecta cocción.
3. Una vez que vemos el cochinillo perfectamente crujiente y jugoso lo retiramos del horno. Troceamos el cochinillo y lo colocamos sobre una fuente y el jugo lo ponemos en una salsera. No debemos echar el jugo sobre la piel crujiente ya que lo único que conseguiríamos sería ablandarla
Un acompañamiento perfecto para este plato para este plato es una buena ensalada y un buen vino tinto.
Consejos y recomendaciones
• Si el cochinillo es pequeño no hace falta darle la vuelta, pero si optamos por uno más grande habrá que darle la vuelta a la mitad de horneado y acabaremos, con la piel hacia arriba.
• Es aconsejable no usar el grill del horno para dorar, yo prefiero aumentar la temperatura y dejarlo unos minutos más. Un buen truco para que no se quemen las orejas las patas y el rabito es cubrirlo con papel albal.
COCHINILLO AL HORNO
• A la hora de presentar el cochinillo, servirlo con la costra de piel muy crujiente a la vista que contraste con la textura grasa de la carne.