cocinasanamejillonestigres3

MEJILLONES TIGRE

MEJILLONES TIGRE

La receta que os presento hoy de los tigres de mejillón es de tipo gallego y en esta ocasión sólo tienen un pequeño deje picante para que todo el mundo los pueda comer. Para que esta recita salga bien es muy importante la bechamel y que los mejillones sean de calidad.

INGREDIENTES:
• Aceite de Oliva virgen extra
• Sal y pimienta
• 2 cebollas
• 1 pimiento rojo
• 1/2 vaso de vino blanco
• 1 k de mejillones
• 2 dientes de ajo
• 3 cucharadas de tomate frito estilo casero
• 1/2 cayena molida
• Pan rallado
• 2 huevos
• Harina

PREPARACION:
1. Lavamos muy bien los mejillones en agua fría y quitamos todas las impurezas. Una vez limpios le metemos en una cazuela lo suficientemente grande para que quepan y tengan lugar suficiente para cuando se abran. Añadimos una hoja de laurel, y los dejamos cocer hasta que estén todos abiertos, los retiramos del fuego los colocamos en una fuente y esperamos a que se enfríen. Reservar el caldo del mejillón.

2. Vaciamos las valvas de mejillones si es necesario con la ayuda de un cuchillo. Reservamos la carne del mejillón. Limpiamos bien las conchas que no tengan pegado nada en su superficie

3. Picamos las cebollas, los dientes de ajo y el pimiento rojo en trozos muy pequeños. Añadimos aceite a la sartén y sofreímos todos estos ingredientes hasta que queden todos bien pochados. Probamos y salpimentamos. Añadimos los mejillones picados en trozos muy pequeños, el tomate frito y la cayena picada. Mezclamos todos estos ingredientes durante unos minutos a fuego medio.

4. Al paso nº 3 le añadimos dos cucharadas colmadas de harina, rehogamos para que esta coja el sabor de todos los ingredientes. Añadimos 1/2 vaso de vino blanco y 1/2 vaso del caldo de los mejillones y ½ vaso de leche. Removemos con una cuchara de madera, deshaciendo los grupos si aparecieran, y cocimos hasta que la masa quede lo suficientemente espesa para poder trabajar con ella y poner rellenar las valvas de los mejillones.

5. Rellenamos con una cuchara las conchas del mejillón.

6. Rebozamos los mejillones con el huevo batido. Pasamos por un poco de pan rallado por los dos lados y lo dejamos en un plato.

7. Dejamos una hora en la nevera y freímos en abundante y caliente aceite de oliva.

CONSEJOS PRACTICOS:

Para congelar los tigres los colócalos en una fuente sin amontonar para que no se peguen y los congelamos y al cabo de 12 horas sepáralos y consérvalos en una bolsa de plástico.
Para freírlos no es necesario descongelarlos. Se fríen, en aceite muy caliente, en 2 minutos o hasta que los veamos dorados.
Esperando que esta receta sea de su agrado solo me queda desearos que aproveche…!