TARTA-SACHER

TARTA SACHER

TARTA SACHER

INGREDIENTES PARA EL BIZCOCHO:
• 6 Huevos (separar las yemas de las claras)
• 130 gr. Chocolate negro
• 130 gr Mantequilla
• 200 gr. Azúcar
• 130 gr. Harina
• 1 Sobre de levadura royal
• Esencia de vainilla
• 1 pizca de sal

INGREDIENTES PARA EL RELLENO Y LA COBERTURA:
• 450 GR. Mermelada de albaricoque
• 250 gr. Azúcar
• 120 ml. de agua
• 300 gr. Chocolate
• 80 gr. Mantequilla

PREPARACION DEL BIZCOCHO.
Encendemos el horno y mientras preparamos el bizcocho lo precalentamos a 180ª.
Comenzamos poniendo a calentar un cacillo de agua y en su interior ponemos un recipiente de cristal o porcelana para fundir el chocolate al baño maría, cuando este esté fundido añadimos la mantequilla, una vez fundida y con el calor residual añadimos las yemas poco a poco y rápidamente para que estas no se cuajen, echamos una pizca de esencia de vainilla y reservamos esta mezcla, para más adelante.
Montamos las claras a punto de nieve y cuando estas estén añadimos el azúcar.
Cogemos el molde donde vayamos a cocinar el bizcocho y previamente lo untaremos de mantequilla y le añadiremos un poco de harina para que la mezcla no se nos pegue.
A la mezcla de las claras le añadiremos ahora el chocolate fundido con las yemas, con la ayuda de unas varillas, y poco a poco con movimientos envolventes iremos incorporando esta mezcla con mucho cuidado para que se nos baje.
A continuación a esta mezcla le añadiremos la pizca de sal, la harina y la levadora poco a poco y con movimientos suaves y teniendo mucho cuidado con que no se nos formen grumos.
Ahora echamos la mezcla en nuestro molde, le damos unos pequeños golpecitos y lo metemos al horno que ya tenemos precalentado y lo tenemos aproximadamente 50 minutos.
Cuando el bizcocho este frio lo cortaremos por la mitad, a una de las partes le echaremos la mermelada de albaricoque reservando tan solo 3 cucharadas, y ponemos la otra mitad del bizcocho encima de la mermelada.
Ahora con las tres cucharadas de mermelada y las tres cucharadas soperas de agua vamos a hacer un almíbar, lo pasamos por la batidora para que no queden grupos y lo ponemos a calentar al microondas un par de minutos para que se mezcle bien. Con este almíbar emborrachamos la parte superior del bizcocho para que quede más jugoso.
El paso siguiente es muy importante, para que queden las tartas bonitas es mejor congelarlas de un día para otro, por lo que cubriremos bien el bizcocho con papel de plástico para que no coja ningún sabor del frigorífico.

PREPARACION DE LA COBERTURA:
En un cazo echamos el agua con el azúcar y el chocolate y lo vamos a disolver perfectamente. El agua no ha de hervir en ningún momento porque el chocolate se nos podría quemar, una vez que el chocolate este bien disuelto apagaremos el fuego y le añadiremos la mantequilla poco a poco que se nos va a derretir con el calor residual del chocolate, esto va hacer que nuestro chocolate coja un brillo mucho más bonito, procuraremos no agitarlo demasiado para que el chocolate no le salgan burbujas.
Sacamos la tarta del congelador y con mucho cuidado la desmoldaremos. Preparamos un plato mucho más grande que la tarta y en el centro colocaremos un recipiente para apoyar la tarta y que así cuando le echemos la cobertura de chocolate con decisión resbale por toda ella. Dejamos que escurra el chocolate y nos tiene que quedar una superficie completamente lisa y sin marcas y como el bizcocho está congelado cuajara rápidamente, en cuanto cuaje le quitamos las gotitas que quedaran colgando con la ayuda de una espátula.
Ahora con mucho cuidado la cogemos y la colocamos sobre la fuente donde la vayamos a servir.
Con el chocolate restante que será bastante lo podemos reservar para hacer unos detalles yo como era temporada de fresas he preferido decorarla con estas.

comidasanatartasacher